Noticias

La Capilla ya luce preparada para dar comienzo al Solemne Triduo esta tarde




En la jornada de ayer, tercer miércoles de Cuaresma, con todo el esmero posible la Hermandad finalizó los preparativos que preceden un año más al inicio del Solemne Triduo en honor de nuestros Amantísimos Titulares en la Capilla del Santísimo Cristo de la Vera†Cruz.


Una celebración que tuvo lugar de forma virtual en 2020 y que, D. m. tendrá por fin como marco nuestra sede, que ha sido estrictamente adaptada a la grave situación que aún atraviesa la humanidad.


UNA CELEBRACIÓN CON TODAS LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD


Los bancos han sido sustituidos por sillas las cuales cumplen la distancia de seguridad recomendada por las autoridades sanitarias, así como el cumplimiento del aforo del templo acorde a las restricciones actuales. Agradecemos la inestimable colaboración del Ayuntamiento de nuestra Ciudad para llevarlo a cabo.


A lo largo del pasillo central los asistentes encontrarán marcas que guardan la distancia, así como indicadores de paso con la dirección de entrada y salida del templo junto al gel hidroalcohólico, de uso obligado antes del acceso al mismo por la puerta principal, que estará abierta en todo momento para facilitar la correcta ventilación.


Por la seguridad de todos los presentes es necesario prestar especial atención al uso de los medios de protección individual. La mascarilla deberá estar en en todo momento correctamente colocada (tapando nariz y boca). La vocalía de Cultos recordará todas las recomendaciones sanitarias antes del inicio de cada celebración. No obstante, será posible dirigirse a algún miembro de la Junta de Gobierno que atenderá cualquier duda al respecto.


EL MONTAJE DEL ALTAR EFÍMERO


Para esta ocasión los Titulares se encuentran fuera del camarín de diario, tras los cuales un lienzo simula las tinieblas que según las Sagradas Escrituras, cubrieron el cielo cuando Jesús Expiró en la Cruz. La candelería ha sido dispuesta alrededor de las imágenes, vestidas por Don José Muñoz Moreno y el grupo de camaristas para la ocasión, a quienes agradecemos nuevamente su magnífica labor. Destaca también la recuperación de un antiguo crucifijo de mesa de Olot, recientemente restaurado por Don Juan Pérez Bey, gracias a la donación de un hermano.